top of page

Día Mundial del Medio Ambiente 2020


De acuerdo al lema oficial de la ONU en la jornada de este año es 'Por la Naturaleza', por eso hace un llamado a los ciudadanos de todo el mundo a ser "parte de la solución", siendo el tema principal para este 2020 la "biodiversidad".


Considerando la emergencia sanitaria a causa del COVID-19, lo que provocó aislamiento a nivel mundial, es necesario una recuperación verde y sostenible, que al aprovechar las tecnologías disponibles para reconducir el modelo de desarrollo y bienestar y reactivar la economía tras la crisis presentada.


Es importante pensar en el futuro de los jóvenes, para que este no se hipoteque, es hora de la naturaleza, hay que hacer eco en la recuperación de la crisis provocada por el coronavirus, y esta sea "verde y sostenible".


El Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente nos recuerda que este es el año de la biodiversidad, que tenemos que pensar en la naturaleza, en todos esos ecosistemas, especies, espacios naturales que tanto nos gustan, que tanto decimos querer disfrutar y que tan poco cuidamos.



La ONU denuncia también que a nivel mundial, mil millones de personas son contagiadas cada año y millones de ellas mueren debido a las enfermedades causadas por los Coronavirus, y recuerda que el 75 por ciento de todas las enfermedades infecciosas emergentes en humanos son zoonóticas, lo que significa que se transmiten de animales a personas.


Una gran iniciativa de la ONU es "inspirar un cambio positivo" en la comunidad global y pretende impulsar a las personas a pensar en la forma en que consumen: a las empresas, a desarrollar modelos más ecológicos; los agricultores y fabricantes, a producir de forma más sostenible; a los gobiernos, a salvaguardar los espacios silvestres; a los educadores, a inspirar a los estudiantes a vivir en armonía con la Tierra; y a los jóvenes, a que se conviertan en audaces guardianes de un futuro verde. Esto "Requiere de todos nosotros".



¿QUÉ PASA CON LA NATURALEZA AHORA?

EL AMBIENTE EN TIEMPOS DE COVID 19



Podemos observar en las redes sociales como la naturaleza se está “volcando a las calles”, más bien quisiera decir, está tratando de recuperar su espacio que por derecho genuino le pertenece. Muchos videos circulan dónde podemos ver, pavos reales, jabalíes, cabras en las ciudades confinadas por la emergencia, en Europa, Norteamerica, y como no, Sudamérica no podría ser la excepción, acá se han podido ver desde osos de anteojos en las carreteras de Ecuador, hasta cóndores en las cornisas de Chile.

Pues todo esto nos ha enseñado que la naturaleza es dinámica, está en constante cambio, es más, me atrevería a mencionar que “lo único constante en el universo, es el cambio”. Y la vida ha demostrado ser muy adaptable a esos cambios, especies vienen y especies van, es como una manera de reactivar la vida y diversificarla, ha habido 5 extinciones masivas a lo largo de la historia de la vida (Wikipedia 2020). Estas han sido ocasionados por catástrofes, donde la vida a peligrado su existencia, sin embargo ha sobrevivido a dichas catástrofes, y es más, se ha re inventado. Lo que a pequeña escala de tiempo representa un cataclismo a grandes escalas espaciales se puede observar el beneficio para la vida.


Es algo que podemos observar en estos momentos con la pandemia que nos aqueja; por un lado las muertes causadas, la economía detenida, las futuras hambrunas y entre otras afecciones que ha traído este patógeno hacia el ser humano es contrastado con el respiro que se ha dado a la naturaleza, como podemos observar una mejora en la calidad de la atmósfera de los países que se encuentran en cuarentena, lo cual podemos ver en este link de la NASA https://www.lanasa.net/noticias/nuestro-planeta/satelites-confirman-la-disminucion-del-dioxido-de-nitrogeno-sobre-china. (NASA EN ESPAÑOL 2020).


¿Y entonces todo es bueno para la naturaleza?


Todo lo que los medios nos muestran apuntan hacia que la actual situación es totalmente favorable para los ecosistemas naturales y mucho más los circundantes a las grandes ciudades. Sin embargo hay ciertas factores y acciones que no se están tomando en cuenta, como que, un cambio gradual genera degradación (SER 2004) y es algo que está sucediendo al tener que utilizar “armas” para combatir el virus, sustancias químicas que al ser usadas en exceso o sin las medidas de seguridad ambiental alteran a la dinámica de los ecosistemas. Substancias como hipoclorito de sodio, lejía desinfectantes artesanales son altamente contaminantes y en estos momentos en cuando la población está exagerando su uso, por esto es necesario entender la dinámica de la naturaleza y reconocer nuestro rol en ella, dejando el egocentrismo humano para encontrarnos más con este hogar llamado Naturaleza. Tal vez lo que nos está golpeando viene trayendo cambios que al principio nos costará, pero mientras nos adaptamos, recordemos la importancia de mantenernos al unísono con la naturaleza, ella no es buena ni es mala, yo creo que es recíproca. Es momento de ver hacia nuestro interior y reflexionar que tan conectados estamos, ya visto con todo esto que está pasando que la individualidad no es una opción.


RECOMENDACIONES


Después de la cuarentena evita utilizar con frecuencia el transporte público, ya que el sector automotriz es considerado el más contaminante. Movilizarnos en bicicleta o caminar es beneficioso para nuestra salud y además estas actividades son amigables con el medio ambiente.


Juntos podemos construir ecosistemas sostenibles, promoviendo alimentos saludables y sostenibles y dar un mejor usos a los recursos renovables y no renovables.


Comments


bottom of page